Universidad Albizu pone en marcha proyecto de adiestramiento para atender el uso problemático de sustancias y opioides

La institución busca cerrar la brecha que existe entre el componente académico y los centros de cuidado primario para poblaciones marginadas

0
71

(San Juan, Puerto Rico) – La Universidad Albizu dio inicio a un innovador proyecto para desarrollar las competencias de profesionales de la conducta humana en el tratamiento de trastornos por uso problemático de sustancias y opioides. El Proyecto de Adiestramiento Clínico en Trastornos por Uso de Sustancias y Salud Integral (ACTUSSI), bajo la dirección del doctor Marcos Reyes y la coordinación del doctor Juan Nazario, tiene como objetivo aumentar el número de estudiantes doctorales en psicología clínica capacitados para ofrecer servicios en centros de cuidado primario e integrado que atienden a la población con trastornos por uso de sustancias y opioides.

“En Puerto Rico, el uso problemático de sustancias es una de las condiciones de salud pública más complejas. La atención profesional integral y coordinada es crucial para brindar la mejor calidad de atención a la población que sufre estos trastornos, ya que son pacientes que presentan problemas complejos desde el nivel de salud individual hasta el social”, explicó el doctor Juan Nazario, coordinador del programa ACTUSSI.

El Proyecto ACTUSSI beneficiará a 30 estudiantes doctorales de psicología clínica (PhD) de la institución, y a otros 20 facultativos y supervisores clínicos durante los próximos tres años. Su implementación será en colaboración con la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Iniciativa Comunitaria de Investigación, Inc., La Fondita de Jesús, Inc., y el Concilio de Salud Integral de Loíza. El programa cuenta con una subvención de $1.3 millones de la Administración de Recursos y Servicios de Salud de Estados Unidos (HRSA, por sus siglas en inglés).

“Queremos mejorar las capacidades de los entornos clínicos comunitarios de Puerto Rico para atender estos trastornos y cerrar así la brecha que existe entre el componente académico y los centros de cuidado primario para poblaciones marginadas. Con este proyecto, nos enfocamos en crear oportunidades de adiestramiento y formación práctica para estudiantes que están cursando su grado doctoral, para que en un futuro puedan servir como recursos en estos entornos y atender a la población que sufre de dichos trastornos”, concluyó el doctor Nazario.