Destacadas profesionales se unen en panel para presentar hallazgos, recomendaciones y retos para la erradicación de la violencia de género

La Universidad Albizu presentó el panel “La emergencia de violencia de género: un giro hacia propuestas de acción inclusivas”

0
446

Con el propósito de generar una discusión profunda, académica y científica, destacadas profesionales que laboran a diario para erradicar la violencia de género en Puerto Rico se reunieron en el Recinto de San Juan de la Universidad Albizu como parte de un panel dedicado al tema de la emergencia de violencia de género. Desde una perspectiva de derechos humanos y de salud pública, y mediante la presentación de hallazgos, recomendaciones y retos, cada una de las panelistas habló acerca de su experiencia atendiendo el problema y presentó propuestas de acción inclusivas.

Metro: Profesionales denuncian desconexión entre agencias gubernamentales y organizaciones feministas de base comunitaria

La primera invitada en exponer fue la licenciada Madeline Bermúdez Sanabria, procuradora interina de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, quien enfatizó en la importancia de que se realicen esfuerzos multisectoriales, inter y multidisciplinarios y mencionó la necesidad de continuar implementando campañas de prevención y educación proactivas. “La Universidad Albizu ha sido una importante aliada y sus estudiantes han aportado grandemente a los esfuerzos que realizamos desde la Oficina de la Procuradora de las Mujeres”, manifestó.

Noticel: Califican como “terrible” la experiencia con algunos policías municipales en casos de violencia de género

Entre los datos que compartió la procuradora interina sobre el recrudecimiento en la violencia de género, habló sobre los 4,825 incidentes de violencia doméstica reportados al 31 de octubre de 2022. Añadió que a través de su oficina se han asignado 9 millones de dólares para esfuerzos puntuales para la protección de las mujeres como campañas educativas, iniciativas públicas dirigidas a miembros de la policía municipal y estatal, y la creación de una línea de orientación, entre otros.

Noticel: La violencia de género hay que atacarla desde la educación

El panel, moderado por la doctora Migna Rivera García, directora del programa graduado de Consejería Psicológica de la Universidad Albizu, también contó con la presentación de la doctora Irma Lugo Nazario, coordinadora del Observatorio de Equidad de Género, un proyecto que busca monitorear y analizar la situación de violencia y equidad de género en Puerto Rico, generar recomendaciones de política pública y fiscalizar la respuesta de las agencias gubernamentales para abordar la violencia de género en la isla.

En su ponencia, la doctora Lugo Nazario destacó la importancia del seguimiento de casos de violencia de género o sospechosos y en el análisis forense de cada uno.  Subrayó también la importancia de la perspectiva de género en la investigación, especialmente en el análisis de las conexiones que existen entre la violencia contra las mujeres y la violación de otros derechos humanos, incluyendo la vulneración de los principios de igualdad de género y de no discriminación. Destacó también la necesidad de plantear posibles hipótesis de los casos basadas en los hallazgos preliminares que identifiquen la discriminación, el odio por la condición de la mujer, o a las “razones de género” como los posibles móviles que expliquen dichas muertes. “En Puerto Rico mueren más hombres que mujeres, es cierto. Sin embargo, el contexto en el que mueren los hombres es muy distinto al que mueren las mujeres”, dijo Lugo Nazario, mientras invitó a los presentes a referirse a estudios internacionales sobre el tema que pueden ser referentes a la hora de atender los casos localmente.

Desde Comerío, municipio que tiene un tasa de pobreza de 65% y de la cual el 96% son mujeres, se unió al panel la profesora Janice Soliván Roig, directora ejecutiva de la Casa Juana Colón Apoyo y Orientación a la Mujer, Inc. Fundada hace 18 años, la Casa Juana Colón atiende participantes de los municipios de Comerío, Barranquitas, Bayamón, Aibonito y Caguas, y es una organización sin fines de lucro de base comunitaria, sostenida por el apoyo del voluntariado y las alianzas. “Es la hermandad que existe entre organizaciones afines el motivo de nuestra permanencia y la posibilidad de continuar brindando servicios a las víctimas de violencia de género”, resaltó Soliván Roig, quien agregó que además de ayudarlas durante la emergencia, en su organización procuran ofrecerles justicia restaurativa y apoyo continuo.

En la actualidad, la Casa Juana Colón no solo brinda servicios a mujeres que han sido violentadas por sus parejas, sino también, a aquellas que necesitan asistencia para su seguridad alimentaria, asistencia legal para conservar sus viviendas, así como acceso a la salud, la educación y el empleo. En su ponencia, Soliván Roig denunció que entiende que lo anterior está ligado a la falta de conexión entre las agencias que atienden cada una de estas necesidades básicas y recomendó la creación de un directorio de recursos interagenciales para erradicar la violencia de género.

La panelista final fue la licenciada Ileana Espada Martínez, Oficial de Cumplimiento del Comité PARE, quien hizo un resumen de los logros alcanzados por este comité creado el 25 de enero de 2021 y que en agosto de este año concluyó con la entrega de un informe de resultados y recomendaciones. Entre los logros que destacó, la licenciada Espada Martínez resaltó la implementación de cursos compulsorios sobre violencia de género dirigidos a fiscales, procuradores de menores, procuradores de familia, y técnicos de asistencia social a víctimas y testigos del Departamento de Justicia, la expansión de unidades especializadas a las 13 fiscalías de distrito del Departamento de Justicia con el reclutamiento de 48 fiscales y personal de apoyo para la investigación y procesamiento de los casos de violencia de género, la campaña de difusión pública de los derechos y beneficios para las víctimas de delito, y la implementación de ley habilitadora y protocolo de la Alerta Rosa, entre otros. La jornada concluyó con la reacción a las ponencias por parte de la doctora Sonia Cepeda Hernández de la Universidad Albizu, quien instó a la unión de las organizaciones, la academia, comunidad y gobierno para lograr erradicar la violencia de género, y a reconocer las múltiples violencias que enfrentan las mujeres en Puerto Rico. “Tenemos que reconocer el trabajo realizado y ser co-creadoras de respuestas y soluciones, seguir aprendiendo. Debemos rescatar los espacios de impacto social para educar, es responsabilidad de todos”, dijo Cepeda Hernández, a la vez que se hizo eco del reclamo de todas las panelistas para que la posición de la Procuradora de las Mujeres sea una de permanencia. “Necesitamos una tribu para subsanar el impacto de la violencia en el país y en nosotras mismas”, concluyó.